La Unión Europea se ha comprometido a detener la pérdida de la biodiversidad y todos nosotros podemos hacer más para ayudar. Podemos hacer cosas para proteger la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente. Todos podemos hacer pequeños cambios en nuestros hábitos diarios sin cambiar radicalmente nuestro estilo de vida. La suma de estos pequeños gestos puede ser de gran ayuda. Dependemos de la naturaleza para obtener muchos recursos esenciales, como alimentos, materiales de construcción, calor, fibras textiles o los ingredientes activos de los medicamentos. La naturaleza realiza funciones vitales.Por ejemplo, poliniza las plantas, filtra el aire, el agua y el suelo. Incluso aporta protección contra las inundaciones. Muchas actividades humanas son una grave amenaza para la existencia de numerosas especies.La lista de amenazas para la biodiversidad es extensa: destrucción y fragmentación de hábitats; contaminación del aire, el agua y el suelo; sobrepesca y uso excesivo de los recursos, los bosques y la tierra; introducción de especies no autóctonas…por no mencionar la liberación de cantidades crecientes de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.


Por todo ello:¿qué podemos hacer nosotros para proteger la biodiversidad y cuidar el medio ambiente? Entre otras cosas aumentar la sensibilización en nuestra comunidad para su cuidado, utilizar técnicas de producción en los huertos y jardines e investigar sobre la vida en los diferentes ecosistemas.


La importancia del papel de los Centros Educativos, donde los huertos escolares ecológicos se convierten en un espacio que favorece la sensibilización y el aprendizaje sobre estos temas en los que se debe reforzar el papel tan importante que juega la biodiversidad.

Este proyecto nos permite enlazar los contenidos curriculares del programa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible recogidos en la Agenda 2030; Organizar el mundo de una forma más respetuosa con el medio ambiente y más sostenible en el tiempo y así contribuiremos a consolidar un mundo mejor. De esta manera, con la construcción de hotelitos de insectos para los huertos escolares, urbanos y jardines públicos aportamos nuestro granito de arena a nuestra comunidad, protegiendo la biodiversidad de los ecosistemas cercanos, fomentando la agricultura ecológica, el consumo responsable, técnicas sostenibles en el jardín y siendo respetuosos con el medio. Todos y todas tenemos un compromiso con el Planeta en el que vivimos y con las personas que lo compartimos.


La Agricultura Ecológica es un sistema productivo que respeta el medio ambiente y cuida la salud de las personas, no sólo de aquellas que la producen y la consumen, sino de toda la sociedad en general,ofreciendo bienes públicos. Además,hoy día contamos con información científica que avala que los sistemas en producción ecológica mitigan y se adaptan mejor al Cambio Climático.